Dimensión humana y fuerte carácter artesanal

Los toneles y cubas requieren un saber hacer excepcional, que combine la estética y la tradición. Basándose en técnicas específicas de ebanistería y carpintería, este arte de envergadura se inscribe en la gran tradición artesanal francesa.

Marc Grenier lleva instalado en el corazón de Borgoña desde 1982. Los toneles y cubas, que se fabrican con el mayor respeto de la madera, aportan al vino sutiles aromas, buena inercia térmica y microoxigenación de calidad. Desde los primeros años, la Foudrerie Marc Grenier está reconocida por fabricar cubas y toneles de alta calidad. Este reconocimento ocurrió primero en Borgoña pero se extendió rápidamente alrededor del mundo.

Desde 2015, la Foudrerie hace parte de Famille Sylvain y es dirigida por Rémi Sylvain, tercera generación de toneleros e ingeniero de la madera. Marc Grenier se aseguró de transmitir correctamente sus conocimientos de manera a mantener la calidad de sus productos. Las dos familias comparten la misma filosofía, el mismo deseo de conservar una empresa de tamaño humano y con un fuerte carácter artesanal.

 

 

 

Rémi Sylvain

Fabricación artesanal y a medida

Cada cuba o tonel realizados en los talleres de la Foudrerie Marc Grenier se adaptan para satisfacer los requerimientos específicos de nuestros clientes.
Realizamos un añejado natural de nuestra madera durante 4 años al aire libre en el parque de secado de la foudrerie. Una vez ensambladas las duelas de las cubas y de los toneles, realizamos un tostado tradicional con fuego de leña. Nuestros equipos prestan especial atención para entregar cubas y toneles con una estética especialmente cuidada.
El 80% del trabajo es manual, y beneficia de un conocimiento ancestral. Nuestros equipos siguen rigurosos protocolos que acompañan el carácter artesanal de la actividad. La trazabilidad y el control a lo largo de todo el proceso de fabricación, garantizan la excelencia de nuestra producción.

Si seguimos repitiendo los gestos tradicionales para el ensamblaje y el tostado, los equipos utilizan ahora máquinas modernas e inovadoras para la transformación de las duelas, permitiendo obtener una precisión inmejorable.

Presencia en prestigiosas bodegas francesas y de alrededor del mundo

Los toneles y las cubas de la Foudrerie están presentes en las bodegas más prestigiosas de Francia, desde Borgoña hasta Burdeos, pasando por Sancerre, Crozes Hermitage… así como en el resto del mundo, en más de 18 países (Argentina, España, Estados-Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Sudáfrica...).